Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)  es una patología que se da en el menor y se caracteriza por síntomas de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad que afectan a su vida familiar, social y académica. Debido a estos síntomas los niños y adolescentes, presentan bajo rendimiento académico, dificultades en la integración escolar y en la socialización con los compañeros. También influye en el tipo de juego que realizan con sus compañeros así como en la gestión y en la expresión de las emociones. El TDAH tiene su origen y desarrollo en la infancia y se da antes de los 12 años. Afecta cada vez más a un porcentaje muy elevado de niños y niñas y si no es tratado desde las edades tempranas, cuando la persona ya es mayor, la sintomatología queda instaurada y agravada. 

En las aulas los menores que padecen sintomatología común al TDAH son vividos como menores conflictivos que no dejan seguir el ritmo de clase. La familia atribuye que el menor se mueve mucho, es nervioso y ha nacido así. En sus inicios los tratamientos que siguen los menores que padecen sintomatología común al TDAH son actividades de refuerzo educativo o currículos adaptados y a largo plazo son derivados a tratamientos psicológicos y psiquiátricos conllevando la estigmatización del menor en el aula y fuera de ella, además de la toma de medicación. Los psicólogos clínicos afirman que el trastorno por déficit de atención presenta tres formas diferentes de sintomatología.

1. TDAH con falta de atención predominante.

2. TDAH con conducta hiperactiva/impulsiva predominante.

3. TDAH combinando ambas sintomatologías.

En sus tres formas el tratamiento que se realiza actualmente es el mismo. El Trastonrno por déficit de Atención e Hiperactividad es detectado en un alto porcentaje en las aulas educativas por parte de los profesionales docentes, Orientadores Educativos y Psicopedagogos.


Tratamiento del Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Los padres que acuden a consulta, se muestran preocupados y expresan a los psicólogos especialistas en terapia infantil en Psicodinamic dudas respecto al comportamiento que tiene su hijo en el aula y fuera de ella en comparación con otros niños. En las primeras entrevistas realizadas, siempre explicitan frases tales como "mi hijo está disperso", "mi hijo no para quieto", "a mi hijo le cuesta hacer deberes", "mi hijo no tiene amigos", transmitiendo la dificultad y la complejidad del momento que están pasando como familia, ya que el TDAH no sólo afecta al portador del trastorno, en este caso el menor, sino también al resto de su entorno. Aunque cada menor es diferente y tiene su propia personalidad, hay características en el TDAH que se repiten muy a menudo. Las más frecuentes son:

• Estar en constante movimiento físico para realizar todo tipo de actividades.

• Dificultades para permanecer sentado o en reposo realizando una tarea.

• Dificultad en seguir una conversación o interaccionar con el otro.

• Hablar en exceso e interrumpir conversaciones de forma frecuente.

• Dificultad en esperar turno.

• Baja tolerancia a la frustración.

• Dificultad en organización y orden en ejecución de tareas o juegos.

• Dificultad en la gestión y expresión emocional con iguales o adultos.

• Dificultad en comprensión lectora, expresión escrita y razonamiento matemático.

Todas estas características son atribuidas por los padres como propias del menor. Cuando existe un conflicto entre el menor y sus progenitores o tutores, suele atribuirse el origen del mismo al menor, al igual que sucede en el entorno escolar o de ocio. Cuando estas situaciones se desbordan, los padres comienzan a vislumbrar que la problemática en torno a los problemas que su hijo presenta no son ocasionales y que pueden formar parte de la solución tanto ellos como el centro educativo donde el menor estudia.



Síntomas del Déficit de Atención e Hiperactividad (TDH)

Los Psicólogos especialistas en psicología infantil en Psicodinamic entienden que el tratamiento del TDAH en niños pasa por un proceso de terapia psicológica para remitir la sintomatología que ha desarrollado el menor. Para que el tratamiento sea efectivo, es relevante que la familia también sea parte de proceso terapéutico. No es importante cuántos síntomas cumple el menor para recibir tratamiento psicológico. Si como mínimo existe un síntoma que afecte a su autoestima, dificulte su adaptación, el rendimiento escolar, la relación con sus amigos o la estabilidad emocional en el hogar, es recomendable ir a un psicólogo especialista en psicología infantil que pueda ayudarle con un tratamiento psicológico. Como hemos citado anteriormente, iniciar el tratamiento del TDAH en etapas tempranas evitará que en un futuro adulto los síntomas se hayan agravado y dificulten también esta etapa, por lo que desde Psicodinamic recomendamos el tratamiento del TDAH tan rápido como se observen los primeros síntomas.


¿Hacer terapia online es posible?

En Psicodinamic nuestros psicólogos especializados en Terapia Infantil y de la Adolescencia ofrecen la posibilidad de hacer terapia presencial en nuestro gabinete en Barcelona, así como la modalidad de terapia online.

Son muchas las razones por la cuales iniciar una terapia por Skype y a distancia. En la actualidad, entendemos que debido a la situación de prevención sanitaria y confinamiento por el Covid-19, así como estar en aislamiento por Cuarentena, no debe ser motivo para que no inicies o continúes tu tratamiento. Por eso la terapia online es el mejor recurso en estas situaciones para que no dejes de cuidarte.

Nuestros Psicólogos también se adaptan a las nuevas situaciones y tecnologías para poder ofrecerte con la misma profesionalidad y rigor una terapia individualizada y eficaz consiguiendo, aún en la distancia, que se restablezca el bienestar y la salud emocional en tu vida.